Ladrillos de Paja

Que ganas teníamos de ponernos con las balas de paja!! Y más teniendo a nuestro lado a Ana y Javi que nos podían echar una buena mano… Al fin, una vez terminado el tejado nos pusimos a montar las paredes exteriores de la casa enclaustrando ladrillos de paja entre los pilares. El diseño inicial era el de poner 7 hileras en los 2,10 metros de muro (cada balas tiene 0,35 m, x 7 = 2,45 m, es decir que sobra 35 cm, así que hay que comprimir 5 cm cada bala, una burrada!)… pero tras poner el primer muro así, y ver lo difícil que era insertar las ultima hilera a presión… decidimos hacer un diseño específico para cada tramo de pared (tenemos 3 metros entre pilares). El siguiente por ejemplo pusimos 4 filas de balas tumbadas y dos de canto (0,5 m de altura cada una). En este caso tras la 4 hileras queda una pequeña repisa que se puede utilizar dejar cosas. La posibilidades son grandes y divertidas, aunque al variar tanto se tarda más en construir…

dsc_0062_2 dsc_0063_2dsc_0010_1 dsc_0003_2 SONY DSC dsc_0017_3 dsc_0051_4 dsc_0053_4 SONY DSC SONY DSC VIDEO DE MARTILLAZOS

Las esquinas fueron particularmente complicadas porque había que encajar las hileras de las dos paredes en angulo recto y además embutirlas alrededor del pilar, por lo que quedaba alternativamente en una u otra pared un “agujero” de 20 cm que tuvimos que rellenar con una mini paca muy bien atada al resto de la pared. La primera que montamos no salio muy bien y encima le llovio encima, así que vuelta a empezar…

2015-01-26-11-43-04   SONY DSC p1000830 dsc_0047_3

Y sobre todo, el gran reto fueron las ventanas! en cada tramo entre pilares hay algún tipo de ventana y en este proceso había que dejar ya instalado el premarco y que éste fuera lo suficientemente fuerte y ancho para soportar la compresión del conjunto de la pared de balas. Los premarcos los fijamos a las balas con estacas de madera.

p1010003 dsc_0129 SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC dsc_0035_3 dsc_0024_2 dsc_0020_1

El problema principal fue que, al comprimir las balas, los premarcos se iban “resbalando” sobre la balas y eran poco a poco (en varios días) expulsados, llevandose toda la pared. Así que tuvimos que atornillar la mayoría de los premarcos a la estructura de madera de la casa.

VIDEO DE COMO SE CAEN LAS BALAS