Por San Antón, …

Por San Antón, huevos a montón

Y desde luego este dicho se ha cumplido totalmente. Estábamos sorprendidos porque las gallinas se han puesto a poner (valga la redundancia), como locas este diciembre, y ahora estamos saturados de huevos. ¡Nos salen por todos lados!

En diciembre pensamos que empezaron a poner mucho más porque les subimos los nidales a un palmo y medio del suelo, y les pusimos unas telas dentro. Pensamos que así se sienten más seguras (por la altura) y cómodas (por lo mullido de la tela). Desde ese instante han dejado de poner huevos en el suelo.

Ahora en enero se ha notado que ha subido la producción aún más. Claro, el 24 de diciembre, más o menos, es el día más corto del año (o la noche más larga). A partir de ese momento el fotoperiodo aumenta, y las gallinas, que son muy sensibles, lo notan y aprovechan para poner huevos a montón.